Evacuando

Todo lo que entra tiene que salir. Ya sabes, pasan unos días y te empiezas a sentir mal.

¡Ya no quieres ni comer!

Por eso cuando tengas una idea; escríbela, cuéntala o regálala. No te quieres estreñir.

Suscríbete Shuffle