¿Y los humanos?