Inspiración

Cuando no la tengo a mano, salgo a rascar en la basura del vecino, que a veces deja algo todavía comestible.

Y si todo está podrido ya, me aviento un clavado al contenedor de vidrio, por si milagrosamente encuentro un mensaje en la botella.

Lo más importante es tener la determinación de un vagabundo.

Suscríbete Shuffle