Sommelier

No me hables de taninos, aromas y colores.

Lo que siento cuando pasa por mis venas es mucho más profundo, complejo y delicado, de lo que tus papilas, narices, y pupilas podrían detectar.

Le dijo un comensal al sommelier residente.

Suscríbete Shuffle