Dos o cuatro

Jugar pádel entre dos es como practicar sexo entre cuatro: no es lo más común, pero puede ser divertido.

Incluso, hay quienes hasta lo prefieren.

Suscríbete Shuffle