Frío, frío, caliente

Buscando desesperado las llaves de mi casa me di cuenta que las tenía en la mano.

Luego me acordé donde había dejado el buen humor también.

Suscríbete Shuffle