Placeres prohibidos

La pizza fría por la mañana, el jamón directo del empaque, y el queso a mordidas.

Las cosas simplemente saben mejor cuando no deberías estarlas haciendo, ni comiendo.

Suscríbete Shuffle