Suicida

Ya no se asomaba ni para saludar, sentía que hasta la luna lo deslumbraba.

Las otras estrellas, aunque a distancia parecieran miniatura, sabía que podían ser varias veces más grandes.

Y eternos inviernos fueron los únicos asistentes al funeral.

Suscríbete Shuffle