Tomate cherry

Cuesta trabajo, se resbala, te esquiva una y otra vez. No se deja.

Intentas con el tenedor, luego hacer palanca con la cuchara, algunos valientes hasta le meten mano.

Y cuando lo consigues, es una explosión de color, de luz y de sabor.

Suscríbete Shuffle