Se vende humo

Por más virtuoso qué sea el guitarrista, si el escenario no acompaña, la audiencia tampoco escucha.

Y pasa todavía más seguido con las ideas.

Suscríbete Shuffle