Los ingredientes

Una buena dosis de soledad, una pizca de introspectiva y espolvorearlo todo en un momento a solas.

Y es cuando nos mezclamos todos juntos que las ideas empiezan a fluir, o más bien, a rebotar hasta que una sale disparada para sorprendernos a todos.

Suscríbete Shuffle