Cucarachas

Tan sucios y solos estaban, que su compañía era siempre desagradablemente bienvenida.

Y tras varios acuerdos mutuos con zapatazos y venenos inducidos vía spray, seguían regresando siempre el uno con el otro.

Suscríbete Shuffle