Perros y dueños

Su dueño (del perro), como no podría ser de otra forma, era idéntico, no sólo a él (el perro), sino a su novia también (del perro).

Su dueña (de él), como no podría ser de otra forma, era idéntica, no sólo a su perra (de él), sino a su novio también (de la perra).

Suscríbete Shuffle