Conspirando

A la mitad de la bolsa de palomitas; yo ya no quería ni una más, pero mis manos las seguían poniendo de cinco en cinco dentro mi boca.

Y algo parecido están tramando cuando agarran mi teléfono.

Suscríbete Shuffle