La vida es impredecible

Hoy en el sauna, pasé los 15 minutos pensando en qué haría de cenar.

«Tengo un poco de lechuga, tomates, cebolla, corazones de alcachofas y arándanos».

Ahí había una ensalada.

«Pero, ¿qué mas? ¿tal vez un hot dog? Sí, puede ser. Tengo la cebolla crujiente esa que usan en IKEA».

Cuando llegué a casa me encontré un aguacate e hice un guacamole.

Suscríbete Shuffle