¿Y los humanos?

Entre tantos mensajes y notificaciones, se me había olvidado que si te detienes un momento y observas con atención a tu alrededor; los pájaros todavía cantan, los árboles todavía se mueven con el viento, y los humanos seguimos obsesionados con nuestras pantallas.

Suscríbete Shuffle