Seguimos ahorrando

Escribir un (breve) texto al día es como ahorrar en monedas de 10 centavos. Al principio parece que no sirve de nada, pero después de varios (largos) años, tal vez te alcanza para comprar un café.

Eso sí, a ver quien te acepta puras moneditas.

Suscríbete Shuffle