Q-tip

Si el tamaño de las orejas fuera proporcional a la capacidad de escuchar, habría quienes tendrían autenticas alas detrás de la cabeza. Y habría otros, más egocéntricos, quienes tendrían que usar la punta de un alfiler para quitarse la cerilla.

Suscríbete Shuffle