Autoregalo

Hoy estaba en un café, y de pronto, un buen hombre me regaló un retrato que había hecho de mí (sin pedirme permiso, y sin que me diera cuenta, claro).

Pero lo que realmente me regaló fue la idea de que sentarme en un café a dibujar extraños es una buena idea, y hasta un buen regalo también, fíjate.

Suscríbete Shuffle