Techno-dilemma

¿La incomodísima tangibilidad del cable? ¿O la misteriosísima conectividad del Bluetooth®?

Suscríbete Shuffle