Perdiendo el control

El otro día perdí el control remoto. Y después de buscarlo encima, debajo y hasta por dentro de los cojines del sofá, me acordé que el que estaba re-moto era yo, y tal vez por eso estaba perdiendo el control en primer lugar.

Suscríbete Shuffle