Soy esclavo de mis ideas

Trabajo para ellas. Pienso en ellas. Me despiertan por la noche.

Y además, por si no fuera suficiente, me obligan a publicar una en este blog todos los días.

Suscríbete Shuffle