En casa de herrero…

Cuando un local de Asesoría de Imagen se confunde fácilmente con un puesto de naranjas, no solo me hace dudar de sus talentos, también ha fallado en venderme una naranja.

Suscríbete Shuffle